‘El mundo es nuestro’ (2012): la gran comedia olvidada

Facebooktwitterlinkedin

Para quien no conozca el fenómeno, hay que decir que el Culebra y el Cabeza se convirtieron en un auténtico fenómeno en Internet, dos chavales sevillanos de barrio que en varios vídeos hacían unas ‘sesudas’ disquisiciones sobre la situación económico-social del país, desde su banco del parque. Detrás de ellos, estan los actores Alfonso Sánchez y Alberto López, hoy rostros habituales en series como ‘Allí abajo’, o películas como ‘Grupo 7’ u ‘8 apellidos vascos’.

8apellidos

No eran el Culebra y el Cabeza sus únicos personajes: siempre en clave sevillana, parodiaron la idiosincrasia de este país mediante otros personajes como dos señoritos andaluces. Pero por alguna razón, el Culebra y el Cabeza tuvieron tanto éxito en Internet que desembarcaron en la gran pantalla.

Conociendo la procedencia del proyecto, tenía todos los recelos del mundo a verEl mundo es nuestro. Es cierto que, para una plataforma como Internet, dos chavales sentados en un banco dialogando con un innegable salero puede ser una propuesta atractiva, pero para una película, no parecía el material más prometedor. Sin embargo, el film, escrito, producido y dirigido por uno de los dos integrantes del tándem, Alfonso Sanchez (que interpreta al Cabeza), se aleja de la sucesión disparatada de chistes y gracejos que podría haber sido (al estilo ‘Condemor’ y demás subproductos procedentes del éxito televisivo del personaje en cuestión), para acercarse a un híbrido entre ‘Tarde de perros’ y Berlanga.

La premisa: el Culebra y el Cabeza, hartos de su falta de expectativas y de la actual coyuntura socio-económica, deciden tirar por el camino de en medio: emulando a su idolatrado ‘Dioni’, deciden robar un banco y ‘darse el piro’ a Brasil. Pero claro, la cosa se complica, debido a su falta de ‘luces’ y a la casual irrupción de un hombre bomba que amenaza con volar el banco si no se cumple su exigencia de salir en televisión.

elmundoesnuestro

El guión, más poliédrico y menos maniqueo de lo que cabría esperar, encierra en ese banco a casi todos los actores de esta crisis: los chavales de barrio sin oficio ni beneficio, el empresario atrapado entre la administración morosa y el impago a sus empleados, el obrero en paro que sobrevive haciendo sus ‘chapus’, la funcionaria amargada, el banquero avaricioso, sus empleados explotados, la pareja a punto de hipotecarse, los políticos corruptos, y hasta el chino de rigor. Todos tienen algo que decir en el conflicto, todos tienen también sus miserias, pero también su dignidad. La historia tiene ritmo, se sostiene muy bien, llegando incluso a emocionar (aunque haya algún subrayado lacrimógeno excesivo, se lo perdonamos).

elmundoesnuestro3

Y el Culebra y el Cabeza hacen lo que mejor saben hacer: hacernos partir de risa desde el primer fotograma hasta el último. La puesta en escena es mejorable, pero el film en su totalidad funciona con una soltura admirable en un debutante, y lo mejor de todo, conectará con el público. Con una distribución y una promoción potente, como la de Mediaset con ‘8 apellidos vascos’, ‘El mundo es nuestro’ podría haber sido un boom en taquilla. Pero no era el caso, a pesar de que sus autores pusieron todo su esfuerzo. Cosas de show bussiness.

elmundoesnuestro2

“Si no puedes con tu enemigo, ríete de él”, parece que pensaron Alfonso Sanchez yAlberto López, y haciendo gala de algo tan español, tan andaluz, como la autoparodia, pintaron un desternillante fresco de la situación actual, pero también del carácter de una región y de un país entero. Ya estáis tardando en verla.

Deixa un comentari